Freakonomics



AN EXPLANATORY NOTE


Freakonomics


The most brilliant young economist in America?the one so deemed, at least, by a jury of his elders?
brakes to a stop at a traffic light on Chicago?s south side. It is a sunny day in mid-June. He drives an
aging green Chevy Cavalier with a dusty dashboard and a window that doesn?t quite shut, producing a
dull roar at highway speeds.




But the car is quiet for now, as are the noontime streets: gas stations, boundless concrete, brick buildings
with plywood windows.

An elderly homeless man approaches. It says he is homeless right on his (Leer más)

Sí... de acuerdo


Si... de acuerdo


?Fuera del sexo, la negociación es el campo más común y problemático de relación entre persona y persona, y las dos actividades no dejan de tener sus semejanzas. Este libro es sin duda lo mejor que yo he leído sobre la materia. Es tan valioso para el individuo que quiere conservar su amigos, su propiedad y su ingreso, como para el estadista que quiere conservat la paz".

JOHN KENNETH GALBRAITH 


¿Enfadarse o dejarse engañar? Ni lo uno ni lo otro. Hay una alternativa mejor. .

En Si.. ¡de acuerdo! Roger Fisher y William Ury, presentan un método (Leer más)

Padre rico, padre pobre


INTRODUCCIÓN
Existe una necesidad 



¿Prepara el colegio a los niños para el mundo real? "Estudia intensamente y logra buenas calificaciones, así encontrarás un empleo bien remunerado y con buenos beneficios", solían decir mis padres. La meta de sus vidas era proporcionar educación universitaria a mi hermana mayor y a mí, de forma tal que tuviéramos la mayor chance de éxito en nuestras vidas. Cuando finalmente, en el año 1976, obtuve mi diploma en contabilidad en la Universidad del Estado de la Florida ?graduada con honores, entre los primeros de mi clase? mis padres habían alcanzado su meta. Era el logro
(Leer más)

Presa


INTRODUCCIÓN:

EVOLUCIÓN ARTIFICIAL EN EL SIGLO XXI



La idea de que el mundo que nos rodea está en continua evolución es un tópico; rara vez comprendemos sus plenas consecuencias. Generalmente no pensamos, por ejemplo, que una enfermedad epidémica cambia de carácter a medida que se propaga la epidemia. Ni pensamos en la evolución de plantas y animales como algo que tiene lugar en cuestión de días o semanas, pese a que así es. Y generalmente no concebimos el mundo verde que nos rodea como escenario de una permanente y compleja guerra química en la que las plantas producen pesticidas en
(Leer más)

The Hacker Crackdown


Introduction


This is a book about cops, and wild teenage whizkids, and lawyers, and hairy-eyed anarchists, and
industrial technicians, and hippies, and high-tech
millionaires, and game hobbyists, and computer security experts, and Secret Service agents, and grifters, and
thieves.

This book is about the electronic frontier of the 1990s.
It concerns activities that take place inside computers and over telephone lines.
A science fiction writer coined the useful term "cyberspace" in 1982. But the territory in question, the electronic frontier, is about a hundred and thirty years old.

Cyberspace is the "place" where a telephone conversation appears to occur. Not (Leer más)

Copi, Eva Perón


Eva Perón

A Julian Cairol.



EVITA. Su MADRE. EVITA busca un vestido en el interior de un baúl.

EVITA

Mierda. ¿Dónde está mi vestido presidencial?

MADRE

¿Qué vestido presidencial, querida? Todos tus vestidos son vestidos presidenciales.

EVITA

Sabés bien cuál digo. El de mi retrato oficial. El más sencillo, con las camelias.

MADRE

¡Ah, aquél!

EVITA

¿Qué mierda hice con ese vestido?

MADRE

Tenés que poner orden en tus cosas. Guardás tus vestidos en cualquier baúl, cuando Sabés bien que cada vestido tiene un número escrito encima y que a cada serie de números le corresponde un baúl diferente.

EVITA (Leer más)

Mascaró, el cazador americano


PRÓLOGO 

Mascaró se me apareció hace cosa de tres años. Yo estaba vacío y triste, después de haber publicado En vida, y como ocurre siempre, pero en este caso muy especialmente, pensé entonces que no volvería a escribir una sola línea en todo el resto de mi vida. No me sorprende ahora haberme equivocado, a tal punto que en esos tres años escribí dos libros, aparte de otras cosas, porque eso me ocurre generalmente. Salvo los premios, no acierto por lo común en nada.

Bueno, yo estaba vacío y triste cuando un buen día escuché de un auténtico vagabundo la (Leer más)

La pobre señorita Finch


A LA SEÑORA ELLIOT, esposa del Deán de Bristol

¿Me hará usted el honor de aceptar la dedicatoria de este libro en recuerdo de nuestra amistad, ininterrumpida durante tantos años?

No son pocas las encantadoras muchachas ciegas que tanto en las obras de ficción como en las obras dramáticas han sido antecesoras de La Pobre señorita Finch. Sin embargo, por lo que yo alcanzo a saber, en todos esos casos de forma más o menos exclusiva se ha exhibido la ceguera desde un punto de vista ideal y sentimental. El intento que aquí se ha llevado a cabo consiste en (Leer más)

Confesiones de un bribón


CAPÍTULO 1


Voy a ver si puedo escribir algo acerca de mí mismo. Mi vida ha sido bastante singular. Quizá no parezca muy útil o digna de consideración y respeto pero no carece de aventuras, y esta circunstancia puede darle motivos suficientes para que se lea también en aquellos círculos sociales más encopetados y llenos de prevenciones. Soy, un ejemplo vivo de algunos de los resultados que producía el sistema social de esta ilustre Inglaterra a principios del siglo y, por lo tanto, sin pecar de vanidoso, puedo presentarme como modelo, para edificación de mis compatriotas.

Ante todo, ¿quién soy (Leer más)

Cita en la eternidad


ABISMO 


El cohete del primer cuarto, procedente de Baselunar, le depositó en Pied-á-Terre. El nombre bajo el cual viajaba comenzaba ?por previsión? con la letra "A"; pasó la inspección del puerto y entró por delante de la muchedumbre en el tubo de lanzadera en dirección a la ciudad. Cuando estuvo en el subterráneo se metió en el tocador de hombres y se cerró con llave.

Rápidamente se ajustó el cinturón de seguridad, lo fijó por sus ganchos a los dispositivos de la pared, y se inclinó con dificultad para sacar una máquina de afeitar de su maleta. El impulso le (Leer más)

Comentarios recientes

Cerrar